Inicio

13 de noviembre de 2011

Posibilidades peruanas para ir al mundial de fútbol Brasil 2014

Ante la gran convocatoria que ha surgido por la selección peruana de fútbol se percibe que este deporte sigue siendo el más popular del Perú. La reciente expectativa por la selección se debe, en parte, a los buenos resultados obtenidos hasta el momento, sobre todo por el tercer lugar logrado en la Copa América 2011 de Argentina.

Acompañando al pueblo deportivo peruano en la esperanza por la selección es que se realiza un análisis sobre las posibilidades de la selección peruana. Los datos que se presentan están en referencia estrictamente desde las clasificatorias de 1998 por tratarse del mismo sistema de: “todos contra todos”.


En primer lugar, hay que precisar que el sistema actual se disputa desde las clasificatorias al mundial de 1988 (Francia); y, desde las clasificatorias para el mundial del 2002 (Corea – Japón) se juega estrictamente bajo el mismo calendario de partidos. Como es de público conocimiento Perú no ha clasificado bajo este sistema.


La modalidad sudamericana de clasificatorias es muy sencilla. Son nueve selecciones en disputa: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela (Brasil no juega porque está clasificado “de facto” por ser el organizador del próximo mundial 2014). De las nueve selecciones clasifican directamente 4. Quien queda en quinto puesto gana el derecho a jugar una serie de repechaje con una selección de otro continente, quien gana este emparejamiento va al mundial.

Materia de puntos

Estadísticamente a lo largo de estas cuatro experiencias previas, el promedio del puntaje mínimo para clasificar en quinto puesto y disputar el repechaje es 25.25 puntos. Como el sistema no acepta decimales, se redondea la cifra a 26 puntos.

Como dato extraordinario, en las clasificatorias para el Mundial 2002, el quinto puesto accedió al repechaje con 27 puntos. Es un caso especial que solo se presentó en ese campeonato. Entonces, para asegurar el quinto lugar, Perú debe sumar 27 puntos. Si se quiere clasificar directamente, se debe superar esta barrera.

Esta edición de clasificatorias cuenta con 16 partidos, es decir, 48 puntos en disputa. De los cuales, 24 se defenderán en Lima. Por el momento contamos con tres puntos gracias al triunfo ante Paraguay. En teoría, ganando los ocho partidos de locales estamos “ad portas” de ir a Brasil en el 2014. Pero no siempre se puede ganar en Lima.

Otros datos interesantes: en promedio en clasificatorias, Perú solo gana 4.25 partidos y solo consigue en promedio 18 puntos. Es decir, por números, estamos prácticamente condenados. Afortunadamente, la lógica del fútbol no necesariamente es numérica.

Clasificatorias y probabilidades

De acuerdo a las estadísticas de los últimos cuatro procesos clasificatorios se puede establecer una lógica de probabilidades. Hay que aclarar que éstas no son certezas.

1.       Perú – Paraguay: Paraguay nunca ganó en Lima. L (3) o E (1)
2.       Chile – Perú: Perú nunca ganó en Santiago. E (1) o L (0)
3.       Ecuador – Perú: Perú nunca ganó en Quito. E (1) o L (0)
4.       Perú – Colombia: Colombia nunca perdió en Lima. E (1) o V (0)
5.       Uruguay – Perú: todos los resultados son posibles. V (3) o E (1) o L (0)
6.       Perú – Venezuela: Venezuela nunca ganó en Lima. L (3) o E (1)
7.       Perú – Argentina: Perú nunca ganó en Lima. E (1) o V (0)
8.       Bolivia – Perú: Perú nunca ganó en La Paz. E (1) o L (0)
9.       Paraguay – Perú: Perú nunca ganó en Asunción. E (1) o V (0)
10.   Perú – Chile: Nunca empatamos. L (3) o V (0)
11.   Perú – Ecuador: Perú nunca ganó en Lima. E (1) o V (0)
12.   Colombia – Perú: Nunca empatamos. V (3) o L (0)
13.   Perú – Uruguay: todos los resultados son posibles. L (3) E (1) V (0)
14.   Venezuela – Perú: Nunca empatamos. V (3) o L (0)
15.   Argentina – Perú: Perú siempre perdió. L (0)
16.   Perú – Bolivia: Bolivia nunca ganó en Lima. L (3) o E (1)

En relación a las estadísticas, Perú puede tener al final de las eliminatorias 9216 resultados posibles (de acuerdo al método de la multiplicación). Estos van desde los más optimistas hasta los más desastrosos. También están contabilizados los tres puntos obtenidos en la victoria ante Paraguay de local y la derrota ante Chile de visita.

Rescatando los probables resultados más optimistas, Perú llegaría hasta 30 puntos. Ello ocurriría, por ejemplo, si le ganamos en Lima a Venezuela, Chile, Uruguay y Bolivia (12 puntos); empatamos en Lima frente a Colombia, Argentina y Ecuador (3 puntos); empatamos de visita en Ecuador, Bolivia y Paraguay (3 puntos) y si ganamos de visita ante Uruguay, Colombia y Venezuela (9 puntos). En Argentina es muy probable una derrota, porque Perú nunca sumo puntos en Buenos Aires.    

Desde el lado negativo, Perú rescataría tan solo 6 puntos. Contando con el triunfo ante Paraguay en Lima, esto ocurre en la medida que Perú empate de local ante Venezuela, Uruguay y Bolivia (3 puntos) y todos los demás partidos sean derrotas.

Para hacer una estadística que pueda reflejar una probabilidad cercana, se han rescatado de los 9216 resultados, los 24 mejores resultados y los 24 peores resultados para hallar la media. Este indicador señala que Perú en promedio hará 17, 833, redondeando 18 puntos. Por tanto, en números, lo más probable es que no clasificaríamos.

Es evidente que la mediana daría un resultado más preciso a nivel probabilístico, pero no se ha realizado el estudio de los 9216 resultados posibles en este breve análisis.

Las estadísticas son desfavorables para los intereses nacionales. Sin embargo, es claro que los datos presentados son solo probabilidades. Afortunadamente, el fútbol no se puede medir solo por una ecuación matemática y como versa un dicho popular “las estadísticas están para romperse”.

Gol olímpico

En este proceso clasificatorio han jugado un partido aparte: las campañas publicitarias que se han empeñado en convocar a la gente a un sentimiento común de unidad. En ello se demuestra que la comunicación bien direccionada motiva y convoca, y se convierte en un elemento que busca la trascendencia.

El reto que nos convoca es convertir toda esta motivación (emoción) en resultados concretos.

 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario